Volver a la página principal
…….
Miradores naturales, cascadas y lagunas.
Teverga ofrece un gran número de espacios que no  pueden dejar de visitarse en nuestro recorrido por el concejo. Espacios que nos recompensarán por su  extraordinaria belleza y facilidad de acceso. El Desfiladero de Estrechura, por el que discurre el río Páramo; el de Valdecerezales o Estepenas a través de la Senda del Oso hasta  Proaza: los puertos  de Ventana y San Lorenzo en los pasos hacia León y Somiedo; el Cordal de la Mesa en el Camín Real de la Mesa ( antigua vía utilizada por los romanos); la cascada del Xiblo, espectacular atracción de agua de 70 metros de altura la cual se puede observar desde el camino que partiendo de la Focella conduce a la Braña de Las Navariegas; y las lagunas  naturales de Puerto de Marabio:
Tambaisma, las Barreras y Fosdelayegua.
Nuestro album de fotos quedaría incompleto sin las instantáneas que nos proporcionan los miradores naturales del concejo. Lugares como el Pico Siella (Peña Sobia), Pico de El Michu (Puerto de Piedrajueves), de la Verde( próximo a S. Lorenzo), Ferreirúa (techo del concejo) o el Pico Padiella, en el puerto de Marabio, con la Ermita de Santana.
Cascada del Xiblo:
Con unos  70 mts. de altura está ubicada en el recorrido del río de la Verde. Se puede acceder desde de La Focella por la Ruta de  de la Braña de Las Navariegas PR AS-156. Otra opción es acceder a través del Itinerario Didáctico de Montegrande PR AS-269. El Hayedo de Montegrande, en plena Cordillera Cantábrica, al sur del concejo de Teverga,  es la tercera mancha forestal de Asturias, tras Muniellos y Peloño. La zona donde se ubica es conocida como El Privilegio, concejo independiente del de Teverga hasta 1827 compuesto por los pueblos de Páramo, La Focella y Villa del Sub; Bermudo II concedió a esta zona un privilegio en el año 1033 que decía que toda persona nacida en ese territorio sería considerada libre y noble.
..
Tras pasar la antigua Venta de La Puerca, un aparcamiento con varios paneles explicativos nos dan la bienvenida. El camino es una ancha pista de fácil caminar y prácticamente llana en todo su recorrido. Además, sus primeros 300 metros están adaptados para ser transitados por personas con minusvalías a través de un Sendero Accesible.
El camino discurre entre hayas, árbol por excelencia de esta zona, además de otras especies propias de la zona como el serbal, la espinera, el roble o el acebo. Entre la fauna destacan los grandes mamíferos: ciervos, corzos, rebecos, jabalíes, osos y lobos entre muchos otros dejan sus huellas por estas tierras, mientras que buitres, águilas o azores surcan sus cielos. También hay que destacar la presencia del urogallo, especie en grave peligro de extinción.
Casi en llano, la pista discurre por las laderas de Montegrande durante poco más de 3,5 kilómetros hasta encontrarse con el cauce del río Fundil o La Verde, en las inmediaciones de La Ferviencia; se cruza el arroyo por un puente de madera para, acto seguido continuar a la izquierda por un sendero que se introduce en el agreste Monte Braniecha. Este sendero discurre casi paralelo al río, sobre su orilla izquierda. Pronto comienza a oírse el agua de la cascada del Xiblu, en realidad tres sucesivas, siendo la más alta superior a los 30 metros de altura y el desarrollo total de más de 100m. Sin duda es en los meses del deshielo cuando más espectacular se dejan ver sus aguas.
Laguna de Sobia:
Situada en una hondonada del Cordal de Sobia. Se tiene acceso desde Sobrevilla o desde Carrea. Ambas sendas confluyen (zona baja de Peña Sobia) en una senda que serpentea por las estribaciones de la mencionada peña hasta llegar a la laguna.